Un buen mix entre lo que se quiere, una ejecución adecuada y lo que atrae al consumidor: la clave para un diseño exitoso

Para mantenerse vigente en la industria publicitaria no basta un magnífico diseño, sino una serie de complementos que año con año están en constante cambio y que, así como la moda, se caracteriza por seguir tendencias y reinventarse. Tanto el diseñador como el publicista –creativo deben estar al tanto de estas tendencias. ¿Qué hay de nuevo para esta temporada? ¿Hacia dónde apunta el diseño?

Tipografía fuerte y definida. Hacer de las fuentes tipográficas las protagonistas del diseño ha marcado tendencia, pues utilizar letras grandes, en bold y con colores audaces, es el hit este año; marcas como Adidas y Nike están le apostando.

Diseños futuristas. La corriente futurista –e incluso la retrofuture– es la influencia más fuerte en diseño este año. Patrones abstractos, texturas, degradados, elementos holográficos y metálicos hacen una combinación interesante que se puede lograr con estos elementos.

Explosión de colores vivos.  Amarillos eléctricos, corales brillantes, azules vivos, ¡el pop ha llegado! Tonos intensos y llamativos.

Color sólido en diseño 3D.  La propuesta es así de simple: colocar diseño en un sólo color con relieve 3D, lo que denota elegancia y sobriedad para destacar marcas de lujo de otras.

Antigravedad.  Elementos voladores y flotantes. La idea de diseños que se mueven y se comportan como si estuvieran en un entorno sin gravedad transmite la sensación general de libertad y crean una composición dinámica.

Para lograr diseños exitosos se debe de pensar más que en tendencias: se deben establecer acuerdos y conceptos entre el cliente y el diseñador. Un buen mix entre lo que se quiere, una ejecución adecuada y lo que atrae al consumidor.