Uno de los grandes problemas del eCommerce en México es que más de la mitad de usuarios que realizan compras en línea no cuentan con una tarjeta de crédito.

Las compras por internet han evolucionado conforme avanza la tecnología. Muchos consumidores cada vez optan más por hacerlo, pero aún existen factores que se deben mejorar para conseguir un crecimiento uniforme. México sólo tiene 1.9% de ventas por este medio, mientras países como China cuentan con 29%, cifra que no se ha podido alcanzar hasta ahora.

México necesita implementar estrategias para lograr un crecimiento notable en la industria y, especialmente, conocer qué es lo que los usuarios mexicanos opinan de las compras retail. Debido a esto, la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) puso a disposición de empresas, gobierno y público general, una serie de recomendaciones en donde se exponen estrategias que sugiere utilizar. A continuación algunos de sus estatutos: 

Cambiar la cultura de emprendimiento. Fomentar un entorno competitivo en el ámbito de las empresas digitales, mediante la implementación de incubadoras que impulsen la creación de negocios nativos de este entorno con un equilibrio entre regiones.

Brecha financiera. Uno de los problemas más grandes que enfrenta el eCommerce en México es que más de la mitad de usuarios que realizan compras en línea –cuyo rango de edades abarca entre los 18 y 70 años– no cuentan con una tarjeta de crédito, lo que dificulta las ventas que, en su mayoría, son por bancarización. México debería optar por nuevas formas de realizar pagos electrónicos para llegar a más personas.

Una de las razones que aún frena a los usuarios de realizar compras en línea es la inseguridad, ya que la falta de información hace que opten por otras formas más tradicionales de comprar

Pagos sin inconvenientes. Sólo un poco más de 60% de los pagos en línea son realizados con éxito, según la AMVO; las demás compras, por lo general, tienen problemas para ser aceptadas por calificarse como “inusuales”. Alrededor de 30% de los usuarios con estas problemáticas desisten de realizar la compra, lo que deja una cantidad considerable de pagos no procesados y da como resultado la fuga de clientes. Optimizar la solución de estos problemas podría resolverlo.

La seguridad de las compras en línea. Una de las razones que aún frena a los usuarios de realizar compras en línea es la inseguridad, ya que la falta de información hace que opten por otras formas más tradicionales de comprar. Distribuir información acerca del proceso y métodos de cuidado de la información personal y de transacciones de los usuarios podría ser la solución a esta problemática, generar confianza y resguardo para los clientes.

Logística. De acuerdo con los especialistas, el Servicio Postal Mexicano (Sepomex) mediante una modernización, podría ser una plataforma idónea para la entrega de productos adquiridos vía online, ya que cuenta con la infraestructura y el personal adecuado. Sin embargo, la cuestión surge debido a que algunas zonas del país son inseguras para transportar paquetes por el alto porcentaje de robos. Idear nuevos métodos de logística puede generar seguridad tanto para los clientes como para las empresas.

Contratar y mantener buenos empleados. Una de las problemáticas más grandes que tienen las organizaciones es la dificultad para conservar y contratar buenos empleados. Este obstáculo puede afectar potencialmente el desarrollo de las empresas a largo plazo. 

Óptima auto regulación. Fomentar el autoregulamiento por parte de las empresas por medio del seguimiento y creación de nuevas reglas que se adapten a las nuevas tecnologías de venta retail.

Desarrollo tecnológico y conectividad digital. Buscar un desarrollo tecnológico que esté a la par de los países que conforman la organización; que el país disponga de una conexión a internet en su mayoría de fibra óptica para mejorar la experiencia de los usuarios al comprar en línea.

Apostar por la economía colaborativa. Las empresas colaborativas, como Airbnb y Uber, constituyen modelos de negocio que puede utilizar el comercio en línea, pero de una forma regulada. De no apoyarlos se perdería una clientela que cada vez crece más.

Al seguir estas estrategias, la AMVO pronostica un crecimiento de las ventas en línea en México para alcanzar niveles competitivos con otros países.